La llevó al hospital diciendo que se había caído en el baño, pero lo que encontraron los médicos fue diferente.



NOTICIA :

Santiago. Las autoridades persiguen a un hombre por la muerte de una mujer que fue llevada en estado agónico al hospital Cabral y Báez de esta ciudad.

La joven fue llevada por su pareja al centro de salud y al llegar allá, este dijo que ella se había caído en el baño de la casa, pero sin más palabras, desaparece del lugar y todavía no se sabe de su paradero.

El cadáver de Gabriela Báez Paredes, de 32 años, presenta golpes contusos en distintas partes del cuerpo. Familiares de la hoy occisa acusaron a la pareja de la dama, al que identificaron como Kennedy García, de ser el responsable de su muerte.

“Ella se había querellado en la Fiscalía varias veces, porque le daba golpes todos los días, pero nunca hicieron nada, él tiene orden de arresto por los golpes que le daba”, dijo Santa Paredes, madre de la víctima.

Denunció que tan pronto se enteró de la muerte de su hija, García huyó, por lo que solicitó a las autoridades activar su búsqueda.La joven duró un año sufriendo golpes por parte de su pareja, hasta que finalmente encontró la muerte.

Los familiares explican que este la encerró en una casita de madera donde vivían y ahí “le entró a golpes y al parecer le dio con la rodilla en el estómago, rompiéndole todos los órganos”

Cuando la joven fue analizada por los médicos, encontraron golpes contusos en todo su interior, lo que determinaron que fue la causa de su muerte. Según uno de los entrevisados, ella no lo dejaba porque entonces no iba a tener quien le mantuviera el hijo de ambos, pero que de todas formas este nunca le daba dinero.

La dama residía junto a su pareja en la comunidad de Laguna Prieta del municipio de Puñal y era madre de tres niños.